¿Queremos trolls en los equipos de comunicación?

TrollsDon’t feed the trolls (¿o sí?). Se ha escrito mucho sobre los ‘trolls’ de Internet y cómo tratarlos, tanto como usuarios de la red como desde la gestión de la comunicación de empresas y organizaciones. Estos días, sin embargo, un tipo diferente de troll ha invadido los titulares: los comentaristas encubiertos (voluntarios o asalariados) al servicio de una determinada marca u organización. Una práctica que, por poco transparente, puede hacer mucho daño tanto a los profesionales de la comunicación como el espacio de comunicación social que es Internet.

“Buenos días, opinadores. Estas son las noticias del día para comentar “. Así comenzaba el “lapsus mail” que ha desatado el debate. El 14 de marzo el Gabinete de Comunicación del Partido Popular en las Islas Baleares envió un email dirigido a sus “opinadores” digitales justo a quien menos convenía que lo recibieran: los medios de comunicación.

El diario digital Mallorca Confidencial publicó una captura de pantalla del email completo. El primer párrafo reza “Si quieres tuitear la noticia os dejamos el tuit que pusimos ayer desde GPP [@ GrupPopularIB]. Y para comentar los digitales en la nota de prensa tenéis todos los argumentos para su defensa! [Del Presidente Bauzá] “. Abajo, se incluyen los enlaces a los artículos publicados en diarios digitales que animan a comentar, principalmente de Mallorca Diario y El Mundo, los más cercanos al gobierno. En el blog internacional Global Voices se puede leer el resumen del caso.

La noticia se propagó rápidamente por las redes sociales, foros y diarios digitales, precisamente las víctimas más habituales de esta legión de opinadores, también llamados “intoxicadores” porque su identidad encubierta (o identidades, ya que a menudo utilizan varios usuarios por no generar sospechas) pervierte el foro para el debate público que es la red.

Evidentemente, el caso del PP balear no es el único. Hay quien piensa que no es tan mala idea alimentar a los trolls con un sueldo u otros tipos de compensaciones para asegurarse un ejército de internautas al servicio de su marca. A todos ellos queremos recordarles que hace años que muchos profesionales de la comunicación trabajamos para que se cumpla el código ético que rige nuestra actividad. Una actividad de mediación entre empresas, instituciones y organizaciones y sus públicos que consideramos necesaria para nuestra sociedad. La Asociación de Directivos de Comunicación ya aprobó en 2002 un código de conducta de obligado cumplimiento para sus miembros, en la que, entre otras cosas, se señala que nuestro trabajo “deberá realizarse con honestidad, integridad y transparencia “. No perdamos el norte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: